Alcéstis. Medea. Heráclidas. Hipólito. Andrómaca. Hécuba by Euripides; Medina González, A. y López Férez, J. A. (trad.)

By Euripides; Medina González, A. y López Férez, J. A. (trad.)

Show description

Read or Download Alcéstis. Medea. Heráclidas. Hipólito. Andrómaca. Hécuba PDF

Best literatura y ficcion books

El burlador de Sevilla (Clasiocos De La Literatura) (Spanish Edition)

Esta es los angeles primera obra donde aparece el legendario burlador de l. a. fe y de las mujeres, Don Juan, que conjuntamente con el Quijote son los h? roes de los angeles literatura cl? sica espa? ola m? s universales y populares. El don Juan de Tirso que seduce a do? a Isabela haci? ndose pasar por su marido, inspir?

Ese Dulce Mal

Patricia Highsmith combina tramas insólitas con el estudio psicológico de los personajes. Libres de maniqueísmo y de condicionamientos morales, el clima de sus novelas se halla permeado por l. a. realidad alucinante del crimen en el entorno cotidiano y los angeles facilidad para los angeles perpetración de los angeles violencia en l. a. sociedad contemporánea.

Extra resources for Alcéstis. Medea. Heráclidas. Hipólito. Andrómaca. Hécuba

Example text

Ay, ay, hijo de Feres! ). ¿Qué hiciste para verte privado de tu esposa? —¡Ay, ay! ¿No es el hecho digno dc la espada, mót 230 aún, de que un nudo corredizo, flotando en el cielo, rodee el cuello? —Pues en este día vas a ver morir no a la mujer querida, sino a la más querida. ) —Mira, mira, e lía misma y su esposo salen de pa- lacio. 27 El texto de esta parte coral está evidentemente corrupto y es de muy difícil interpretación. Ninguna de las correcciones ofrecidas parece satisfactoria. Se alude al engaño anterior de Apolo a las diosas del Destino.

CoRIFEo. — Podrás ver sus pesebres manchados de Ingre. HERACLES. — ¿Y de quién se jacta ser hijo el que los nienta? CORIFEO. — De Ares, de la áurea Tracia, un guerrero ~or del escudo ~. HERACLES. — Este trabajo que refieres tiene también sello de mi destino, pues siempre es duro y se enca- 500 una hacia lo escarpado, si es que debo entablar comcon los hijos que Ares engendró, primero con u, después con Cicno, y ahora voy a medirme, ercera vez, con estos caballos y con su amo. Pero sos verá s~unca al hijo de Alcmena temblar ante la O de un enemigo.

Apresúrate, me estás haciendo retrasar! Ya a su lado me insta y me apremia. ADMETO. ¡Ay de mí, amarga es la travesía que me has mencionado! ¡Oh infeliz de ti, qué desgracias estamos padeciendo! ALcEsTIs. Antistrofa. — 260 hacia la morada de los muertos, mirando bajo sus cejas de azulado reflejo, con alas, Hades 3¡. ] ¿Que haces? ¡Dé jame! ¡Sobre qué camino, infelicísima de mí, tengo ya el pie! ADMETO. Sobre un camino amargo para los tuyos, sobre todo 265 para mí y para tus hijos, que compartimos este dolor.

Download PDF sample

Rated 4.12 of 5 – based on 6 votes