Abrir las ciencias sociales: informe de la Comisión by Immanuel

By Immanuel

Diez eminentes academicos de diferentes paises hacen una reflexion seria sobre los angeles estructuracion de las ciencias sociales y los angeles solucion de problemas como: l. a. jerarquia entre pasado y presente, entre universalismo y particularismo, entre enfoques ideograficos y nomoteticos, multiculturalismo, interdisciplinariedad, proliferacion confusa de programas universitarios de investigacion, escasez de recursos, implicaciones politicas, and so forth. Con el proposito de extender l. a. discusion a l. a. mayor parte de ambitos universitarios, asi como sensibilizar al Estado y a las instituciones oficiales y privadas para el desarrollo de investigaciones sociales altmente redituables en los angeles vida publica.

Show description

Read or Download Abrir las ciencias sociales: informe de la Comisión Gulbenkian para la reestructuración de las ciencias sociales PDF

Best literatura y ficcion books

El burlador de Sevilla (Clasiocos De La Literatura) (Spanish Edition)

Esta es los angeles primera obra donde aparece el legendario burlador de l. a. fe y de las mujeres, Don Juan, que conjuntamente con el Quijote son los h? roes de los angeles literatura cl? sica espa? ola m? s universales y populares. El don Juan de Tirso que seduce a do? a Isabela haci? ndose pasar por su marido, inspir?

Ese Dulce Mal

Patricia Highsmith combina tramas insólitas con el estudio psicológico de los personajes. Libres de maniqueísmo y de condicionamientos morales, el clima de sus novelas se halla permeado por los angeles realidad alucinante del crimen en el entorno cotidiano y los angeles facilidad para l. a. perpetración de l. a. violencia en l. a. sociedad contemporánea.

Extra info for Abrir las ciencias sociales: informe de la Comisión Gulbenkian para la reestructuración de las ciencias sociales

Example text

El borracho, en un pie, se apoya con el otro contra un farol público. Fray Pedro tira, tira; y al fin, acaba por estrangular a Bernardino, que cae, exánime, al suelo. ¿Habrá muerto? La sombra chinesca que viste hábitos se acerca a la sombra chinesca que yace en tierra; se arrodilla, le ausculta el corazón; le extrae quién sabe de dónde una botella de aguardiente; le humedece las sienes; le empapa la frente; le echa aguardiente por la entreabierta boca... Y el muerto resucita al instante. Se incorpora, se sienta como movido por un extraño resorte.

Dioses, amparadme, amparadme en lo que yo ignoro! Pues usasteis de mí como de una de vuestras manos, amparadme. Yo no juzgo vuestros misterios: amparadme.

Las Sirenas velan sobre el estrecho de Sorrento y Capria; Caribdis y Escila defienden el estrecho de Mesina, Las piedras rojas, azotadas por el fuego devastador, aparecen en el estrecho de Vulcanello y Lípari. Y los Lestrigones, que pescan a los hombres como si fueran atunes, ocupan, junto al cabo Urso o del Oso y la roca de la Paloma, las almadrabas del estrecho de Bonifacio. ) vivía en el estrecho de Gibraltar, en la isla del Perejil; los feacios, en Corfú; y mi propia tierra dominaba el estrecho de Itaca y Cefalonia.

Download PDF sample

Rated 4.88 of 5 – based on 28 votes